lunes, 2 de marzo de 2009

Primeros pasos con Max



Ya está instalado. Date una vuelta por tu nuevo sistema operativo. Podrás ver que tus archivos de la partición de Windows siguen ahí, los puedes abrir, editar, borrar...

También puedes echarle un vistazo a los programas instalados con la distribución. Aunque sus nombres sean raros, hacen las mismas funciones que los programas que conoces en Windows.

Después de instalar Windows hay una serie de tareas extra a realizar, algunas también necesitas hacerlas en Linux:
- Instalar drivers (no es necesario en Linux)
- Instalar Service Packs y otras actualizaciones (en Linux serán apenas unos minutos)
- Instalar antivirus, antiespías, firewall (no es necesario en Linux)
- Configurar la tarjeta de red
- Ajustar la resolución del monitor (no es necesario en Linux)
- Instalar el Office, el Firefox, Messenger... etc (no es necesario en Linux, ya vienen)

¡Vaya! En Linux hay que trabajar mucho menos...